Tabaco y enfermedad asociada… Buenas razones para dejarlo

“EL TABAQUISMO ES UNA ENFERMEDAD ADICTIVA CRONICA Y RECIDIVANTE, Y PRIMERA CAUSA DE ENFERMEDAD PREVENIBLE EN EL MUNDO”

dia-sin-tabaco-2015

El hábito de fumar mata más que el total combinado de muertes por alcohol, uso ilegal de drogas, homicidios, suicidios, accidentes automovilísticos y SIDA.

Si hablamos de consumo de tabaco y enfermedades, pensamos automáticamente en las más conocidas como obstrucción pulmonar crónica, enfermedades cerebrovasculares incluyendo ataques al cerebro y enfermedad coronaria, la principal causa de muerte en el mundo; los fumadores de cigarrillos tienen de dos a cuatro veces más probabilidad de desarrollar enfermedad coronaria en comparación con las personas que no fuman.

El tabaquismo afecta a casi todos los órganos del cuerpo.

Ha sido definitivamente vinculado a las cataratas y la neumonía (pulmonía) y ocasiona la tercera parte de las muertes relacionadas con cualquier tipo de cáncer.

Pero también hay evidencia clara de las tasas altas de enfermedad psiquiátrica asociadas al uso de tabaco por adolescentes y adultos que fuman, incluyendo el abuso de otras sustancias. Además, los estudios demuestran que hasta el 80 por ciento de alcohólicos fuman regularmente, y que la mayoría de ellos morirán de enfermedades relacionadas con el hábito de fumar y no de enfermedades relacionadas con el consumo de alcohol.

dia-sin-tabaco-2015-2

En los fumadores jóvenes, el tabaquismo parece estar fuertemente asociado con un riesgo mayor de desarrollar una variedad de trastornos mentales. En algunos casos, como son los trastornos de conducta y el trastorno de déficit de atención con hiperactividad, éstos pueden aparecer antes que la persona comience a fumar, mientras que en otros casos, tales como el abuso de sustancias, los trastornos pueden surgir más adelante. Cualquiera que sea el caso—si el hábito de fumar a diario entre los niños y niñas es el resultado o si es la causa de un trastorno psiquiátrico manifiesto—es inquietante ver cuán pocos son los adolescentes diagnosticados con dependencia a la nicotina y tratados adecuadamente.

“Prevenir que los jóvenes comiencen a fumar a una edad temprana y tratar a las víctimas jóvenes que ya han comenzado, son prioridades fundamentales de la atención médica primaria”.

Si logramos cumplir con estos objetivos, lograremos impactar dramáticamente nuestra habilidad para prevenir o tratar mejor una gran variedad de trastornos mentales a lo largo de la vida.

Entre los adultos, el índice de episodios de depresión fuerte es más alto entre las personas con dependencia a la nicotina, es menor en las personas que actualmente fuman pero no tienen dependencia, y es más bajo entre los que han dejado de fumar o jamás fumaron. Además, hay pruebas que muestran que para aquellos que han tenido más de un episodio de depresión, dejar de fumar puede aumentar el riesgo de un nuevo episodio de depresión fuerte.

El consumo de tabaco en los adultos también aumenta el riesgo de desarrollar trastornos de ansiedad en el futuro, lo que puede estar asociado con una mayor severidad de los síntomas del síndrome de abstinencia durante el tratamiento para dejar de fumar.

Existen tratamientos muy efectivos para disminuir el síndrome de abstinencia “mono”, y lograr mayores resultados a largo plazo en pacientes muy dependientes.

SOLO TOMA LA DECISIÓN… VALE LA PENA

INSTITUTO NACIONAL DE ABUSO DE DROGAS (NIDA)

Para obtener más información y saber más visita: http://www.who.int/campaigns/no-tobacco-day/2015/event/es/

Deja un comentario