31 de mayo. Día mundial sin tabaco.

Dia_mundialEl Jueves 31 de mayo es el Día Mundial Sin Tabaco y desde la Asociación Española contra el Tabaquismo y Cáncer se alerta del riesgo de esta epidemia.

El Tabaquismo es una Enfermedad Adictiva Crónica Recidivante que causa más de 600.000 muertes anuales en el mundo de personas no fumadoras, (fumadores pasivos). Esto es lo más alarmante que ocurre entre personas no fumadoras, expuestas a la contaminación ambiental por humo de tabaco (CAHT). Mueren de: cáncer, cardiopatías, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y otras patologías. En total, la epidemia de tabaquismo mata cada año a casi 6 millones de personas.

Los datos de la última encuesta de salud en España del 2011-2012, reflejan que el número de fumadores desciende del 26,4% en el año 2006 al 24,0%. Es la cifra más baja en 25 años.

En Castilla La Mancha la tasa es de 24,5%, mientras que las comunidades en las que menos se fuma corresponden a Madrid, con un 20,9% y Galicia con un 20,3%. Por sexos, en varones la tasa es de 27,9% mientras que en mujeres es de 20,2%. Por grupos de edad los más fumadores están entre los 25 y los 55 años, que el 30% son fumadores diarios. Destacar la mayor incidencia de tabaquismo entre los desempleados, el 37,7% fuman a diario (los hombres desempleados fuman el 41,2% y la mujeres desempleadas un 33,1%).

Un cambio de rumbo de las industrias tabacaleras se debe a una estrategia de comercialización mundial que permite llegar a los jóvenes y adultos del mundo en desarrollo. Además, como actualmente la mayoría de las mujeres no consumen tabaco, la industria tabacalera se dirige a ellas persuasivamente para acceder a ese posible mercado nuevo. De ahí, la importancia de tomar medidas para restringir el consumo del tabaco, ya que, “la epidemia del tabaquismo es totalmente prevenible”. En la actualidad hay seis políticas adecuadas para poner freno a la epidemia:

  1. Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención.
  2. Proteger a la población de la exposición al humo de tabaco.
  3. Ofrecer ayuda para poder dejar de consumir tabaco.
  4. Advertir de los peligros del tabaco.
  5. Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio.
  6. Elevar los impuestos al tabaco.

Las ayudas a frenar el consumo se hacen aún más importantes al saber que tres de cada cuatro fumadores, (el 75%), son conscientes de los peligros del tabaco y quieren dejar de fumar. Algunos lo intentan sin ayuda, pero son incapaces de mantenerse sin fumar más allá de unas horas. Alrededor del 80% de los que lo intentan dejar por su cuenta recaen en menos de un mes, y de estos tan solo un 3% consigue dejarlo cada año.

A los fumadores les resulta difícil abandonar su hábito sin ayuda, y la mayoría debe recurrir a ella para superar su dependencia. La eficacia del abandono del tabaco ha sido citada como una de las intervenciones más coste-efectivas que se pueden llevar a cabo en la asistencia sanitaria, ya que los beneficios tanto en salud como económicos han sido constatados y son considerables.

Desde la Asociación Española contra el Tabaquismo y Cáncer ofrecemos toda la información y ayuda intensiva para Dejar de Fumar. Contamos con un tratamiento Integral y Multicomponente, que junto a profesionales especializados en el tema, brindamos apoyo psicológico y médico, con seguimiento personalizado. Además contamos con un innovador método de apoyo y motivación para mantener la abstinencia y prevenir las recaídas a largo plazo.

DM_diptico_frente

DM_diptico_dorso

Deja un comentario