31 de MAYO, DIA MUNDIAL SIN TABACO

Para conmemorar ésta fecha queremos acercarle más información acerca del tabaquismo y sus trampas…

cig_elec

“MALOS HUMOS”

Desde su aparición en China en el año 2003, patentados por el farmacéutico Hon Lik, los cigarrillos electrónicos (CE) han irrumpido en el mercado mundial. El número de consumidores de este producto, a los que se conoce con el nombre de “vapeadores”, se multiplica día a día y las ventas de las empresas que los comercializan aumentan de año en año. De acuerdo con un reciente informe, las ventas de CE pasaron de 250 a 500 millones de dólares americanos entre 2011 y 2012, y se espera que en 2014 esta cantidad se multiplique por cuatro. Los CE  estaban constituidos por tres elementos: la batería, el atomizador y el cartucho. Estos tres elementos se ensamblaban unos con otros y formaban un dispositivo que tenía el aspecto de un cigarrillo. El cartucho está cargado con líquido que puede contenerdiferentes sustancias, fundamentalmente propilenglicol, glicerina vegetal y, en ocasiones, nicotina en diferentes concentraciones que oscilan entre 1 y 36 mg/ml. Los saborizantes son otros de los componentes del líquido. Existen muchos tipos de saborizantes: tabaco, menta, canela, fruta, etc. Además, se le añaden algunos aditivos para incrementar la acción estimulante sobre la oro-faringe.

Cuando el sujeto “vapea” y la batería entra en funcionamiento, se calienta el atomizador y el líquido se vierte en elinterior del mismo y se convierte en vapor. Este vapor es el que es inhalado por el consumidor.  Los CE son utilizados principalmente por fumadores que quieren dejar de serlo, por fumadores que quieren reducir el consumo de tabaco o por exfumadores. No obstante, algunas encuestas han mostrado que un pequeño número de no fumadores utiliza también estos productos.

EFECTOS:

La inhalación de propilenglicol a dosis de 309 mg/m3 durante más de un minuto puede causar irritación de los ojos, garganta y vías aéreas. Igualmente, se sabe que la inhalación crónica de esta sustancia puede causar asma en niños. La glicerina es otro de los componentes fundamentales de los líquidos de los cigarrillos electrónicos. Esta sustancia es considerada segura cuando es consumida por vía oral. No obstante, no se conocen sus efectos cuando lo es por vía inhalada, aunque se han registrado casos de Neumonía Lipoidea debido a la inhalación de esta sustancia. .El líquido de los CE contiene nicotina en dosis que oscilan entre 1 y 36 mg/ml. El principal problema que puede producir esto es que, debido a la manipulación que se hace con el líquido para introducirlo en el atomizador, parte de esta nicotina pueda entrar en contacto con la piel y producir irritación o pueda ser ingerida de manera accidental por niños.

El uso de CE emite sustancias al medio ambiente. Entre ellas se han detectado propilenglicol y nicotina, así como partículas líquidas de menos de 2,5 micras de diámetro (PM2,5). Este tipo de partículas pueden penetrar en los pulmones y causar daño asociado al consumo pasivo de CE en sujetos no “vapeadores”. Entre las sustancias que han sido detectadas en el vapor de los CE destacan las siguientes: formaldehído, acetaldehído y acroleínas, aunque en menor cantidad que en el humo de los cigarrillos. El formaldehído y la acroleína se forman como consecuencia del calentamiento de la glicerina. Por otro lado, metales como níquel, cromo y plomo han sido encontrados en el vapor de los CE. Se cree que se producen a partir de los atomizadores. Es de destacar que los niveles de níquel encontrados en el vapor de los CE son más elevados que los detectados en el humo de los cigarrillos. La International Agency for Research on Cancer clasifica todas estas sustancias como carcinogénicas, sin determinar un umbral de seguridad para su consumo.

La utilización de CE por parte de la población general plantea algunos problemas que deben ser considerados: el uso entre los niños y jóvenes, el uso en no fumadores como forma de inicio al consumo de tabaco, la posibilidad de que la utilización de este tipo de dispositivos disminuya la motivación para dejar de fumar y que la utilización de los mismos influya negativamente en el uso de medicamentos que han demostrado ser eficaces para dejar de fumar.

Otra de las preocupaciones relativas al uso de CE es que su utilización lleve a que sus usuarios desarrollen dependencia por el mismo. Hay que considerar que la utilización de los CE tiene mucho en común con la forma de consumir tabaco. La dependencia gestual e, incluso, la social que tienen los fumadores de cigarrillos manufacturados podría verse mantenida o incrementada por el uso de los CE.

Por lo que recomendamos que… “Lo más efectivo y saludable es dejar de fumar por completo, cortando la rutina que se asocia al hábito de fumar, realizar actividad física, cambiar hábitos alimentarios incorporando el consumo de frutas y verduras, y… buenos aires.”

lema-dia-mundial-sin-tabaco

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA.

Revista Prevención del Tabaquismo. Vol 16. Num1. Enero/Marzo 2014

Deja un comentario